Smart Cities: apalancadoras de la seguridad en Colombia

Colombia

La inseguridad no es un secreto, la transformación tecnológica es una realidad y este panorama ha influenciado paulatinamente en las administraciones públicas y enmarcados en las tendencias ‘Smart Cities’ o ciudades inteligentes, que proponen transformar las dinámicas tradicionales en las urbes.


El enfoque de la seguridad es una de las vertientes más importantes a las que apuntan las ‘Smart Cities’, apalancándose en inteligencia artificial y las nuevas tecnologías para la vigilancia y prevención del delito, garantizando a los ciudadanos una mejor calidad de vida. Colombia no ha sido ajena a esta necesidad, es por ello que ciudades como Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, entre otras, han ido incorporando hace unos años en sus agendas de gobierno a la tecnología como una manera de prevenir y disminuir los delitos.

Cartagena, por ejemplo, montó dentro de su casco urbano en la ciudad amurallada, una estrategia para identificar con tecnología y sensores, comportamientos que podrían ser interpretados como señales de prostitución infantil: Niños que pasan por una esquina reiteradas veces o que permanecen mucho tiempo en una esquina o a los que, de un momento a otro se les acercan adultos, o comportamientos inusuales identificados cerca a establecimientos en los que estaban participando de estas prácticas.

Según Ismael Arévalo, experto de la compañía Controles Empresariales, “el tema de la seguridad dentro de las ciudades, ante una población tan grande, es muy difícil de garantizar. En Colombia actualmente la tasa de los delitos a menores ha crecido exponencialmente, por eso la experiencia de Cartagena es tan importante porque con una estrategia de Ciudades Inteligentes se busca eliminar la prostitución infantil dentro de la zona amurallada y ese es un buen ejemplo de cómo la tecnología está ayudando a cuidar a sus ciudadanos, ayudando a combatir temas como el de la vulneración de los derechos de los niños.”

Pero volvamos al principio: ¿qué es una Smart City? La descripción corresponde a una ciudad en la que existe una convivencia entre personas y soluciones TIC, por ejemplo, con parqueo y transporte inteligente, cámaras con software de video para identificación de sospechosos, prevención de delitos y riesgos medioambientales a través de sensores.

Según la lista del ranking del Safe Cities Index 2019 realizado por The Economist Intelligence Unit, auspiciado por NEC Corporation, que clasifica la seguridad en 60 ciudades de acuerdo al resultado en 57 indicadores de salud, infraestructura, seguridad digital, y la seguridad persona; Santiago de Chile y Buenos Aires (Argentina) son las ciudades que mejor representan la región latinoamericana ubicándose en los puestos 33 y 34 respectivamente. Les siguen Ciudad de México (40), Rio de Janeiro (41), Sao Paulo (42), Lima (45), Quito (50) y Bogotá (51), mientras que las ciudades que lideran el listado son Tokio, Singapur, Osaka, Ámsterdam, Sídney y Toronto.

Muchos podrían pensar que en Colombia estamos lejos, MUY lejos de ser un país con Smart Cities, pero dicen los expertos que, si bien no somos Japón, sí se han iniciado proyectos en diferentes frentes. Además, podemos contar con los recursos de inversión que esto requiere.

“Solamente en una estrategia de Safe City, se puede estar gastando en una ciudad intermedia más o menos de dos a tres millones de dólares. En una ciudad grande eso puede ir desde siete millones de dólares aproximadamente, teniendo en cuenta el volumen de cámaras y la amplitud del terreno. Hay otras estrategias que no son seguridad pero que tienen que ver con Smart Cities, ejemplo, servicios públicos inteligentes que consiste en colocar sensores a los medidores para que no sea necesario que un operario vaya a hacer lectura de consumos. Ahora esos medidores están conectados a internet y directamente la empresa de energía sabe cuánto fue el consumo”, asegura Arévalo.

Además, agrega que “en Colombia desde la última administración de Diego Molano, Ministro de las TIC, y después David Luna, se comenzó a hablar del tema, es decir, desde hace siete u ocho años cuando el planteamiento de ciudades inteligentes como estrategias específicas empezó, Medellín fue la primera ciudad en Colombia en montar una estrategia real de ciudad segura, invirtiendo en cámaras y sensores ambientales que determinan niveles de contaminación en ciertos sectores de aglomeraciones por el centro”.

Xiong Yihui, presidente de Huawei, en Foro TIC organizado por Publicaciones Semana en el año 2016 señaló que “la inseguridad es un problema que afecta a todos los habitantes de un territorio, independientemente de su nacionalidad. Este fenómeno genera costos adicionales para las empresas, afectando la imagen y reputación de las ciudades. Por lo tanto, la seguridad se convierte en un elemento fundamental para la población, inversionistas, turistas y tiene impacto directo en el crecimiento económico de un país”.

Por su parte y como proyección, la Organización de Naciones Unidas afirmó en 2018 que “para 2030, se proyecta que el mundo tendrá 43 mega ciudades con más de 10 millones de habitantes, la mayoría de ellos en regiones en desarrollo. Sin embargo, algunas de las aglomeraciones urbanas de más rápido crecimiento son ciudades con menos de 1 millón de habitantes, muchas de ellas ubicadas en Asia y África”. Lo anterior permite inducir que el concepto de ‘Smart Cities’ o ciudades inteligentes irán acentuándose en las dinámicas urbanas con miras a mejorar factores como productividad, turismo y que de forma colateral se reduzca el gasto en la esfera judicial o servicios médicos, por citar unos ejemplos.  

En Colombia dice Arévalo que hemos avanzado pero falta mucho para ser un país Smart; “me atrevo a decir, sin temor a equivocarme, que de los países que más están invirtiendo en tecnología en este momento es Colombia, de hecho hace poco el presidente (Iván) Duque en el evento de Andicom celebrado en Cartagena, hizo una reflexión clarísima y es que para él la única manera de garantizar el crecimiento del PIB en el país es mejorando los servicios en las ciudades y el bienestar de los ciudadanos y que él no consideraba esto sin tecnología. Entonces yo creo que, si bien no vamos a llegar a ser un país inteligente, si vamos a tener varias ciudades grandes e intermedias inteligentes en corto tiempo. De hecho, si uno mira el plan con las empresas como Claro, Telefónica, etc, todos están con políticas de inversión en torno al tema”.

Con este panorama se reafirma el compromiso que han adquirido las agendas gubernamentales para que las ciudades inteligentes pasen a ser una realidad tangible en la que las transformaciones que vienen consigo beneficien a todos los actores que hacen parte de las metrópolis del mundo.

200 OK

OK

The server encountered an internal error or misconfiguration and was unable to complete your request.

Please contact the server administrator, [no address given] and inform them of the time the error occurred, and anything you might have done that may have caused the error.

More information about this error may be available in the server error log.